2º Foro Inter Visibilidad en la CDHDF

foro

Crédito de las fotos: Laura Inter.

El pasado 8 de noviembre, en el marco del Día de la Solidaridad Intersex, que conmemora el nacimiento de una de las personas intersex más célebres, Herculine Barbin, unimos esfuerzos Brújula Intersexual de Laura Inter y Proyecto Intersexual de Adiós al futuro, y gracias a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) que nos abrió sus puertas, llevamos a cabo el 2º Foro Inter Visibilidad: Visibilidad Intersex.

 

El programa de actividades contempló también la lectura del texto de Laura Inter sobre La intersexualidad en México y el trabajo de Brújula Intersexual, proyecto que celebraba también con su participación su 4º aniversario de existencia, haciendo visible la intersexualidad y sus aspectos, así educando y sensibilizando a la sociedad sobre la problemática que enfrentan las personas intersex.

También se reprodujo el testimonio de voz de Lupita Chávez, persona intersex mexicana, quien ha participado en otros espacios dando asesorías a instituciones de salud y gubernamentales (Lupita también ha escrito una serie de relatos cortos de corte autobiográfico, que pueden leerse en Brújula Intersexual). El testimonio de voz fue presentado de forma inédita, y se tuvo la oportunidad de interactuar a través de una llamada por vídeo con ella, en la que presentó su expediente clínico y habló brevemente sobre la presión que vivió por parte los médicos para someterse voluntariamente a las cirugías por las que atravesó, y dio respuesta a una pregunta del auditorio acerca de cómo llevar una vida libre de resentimientos hacia las personas que la indujeron a las cirugías.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Posteriormente se proyectó el cortometraje animado Fragmentos, de Adiós al futuro, una pieza que forma parte del Proyecto Intersexual, que desde un lenguaje artístico y multimedia lleva al espectador a situarse en un diálogo dinámico, que le traslada a un lugar mental y emocional donde es difícil racionalizar y justificar los criterios sociales, y en el cual las preguntas y los cuestionamientos tienen un origen más empático, desde la experiencia vivida y sentida.

El evento concluyó con una ponencia de Hana Aoi sobre La intersexualidad, desde los derechos humanos, en la cual se abordó un breve repaso de la historia del activismo intersex y la reivindicación de los derechos humanos de las personas intersex, así como los problemas fundamentales que enfrentan a causa de la vulneración de tales derechos y de la incomprensión de la sociedad sobre este aspecto; también se revisaron los principales avances en el reconocimiento de los derechos humanos a nivel global y en el contexto regional y nacional, y el largo camino por recorrer en la materialización de leyes que efectivamente garanticen y defiendan estos derechos.

Fue de destacarse la intervención artística de Adiós al futuro con extractos de El libro intersexual que se montaron en el lobby del auditorio y que pudieron ser apreciados por los asistentes antes del inicio del evento.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde este espacio, agradecemos el apoyo de las autoridades de la CDHDF, de su presidenta, Dra. Nashieli Ramírez, quien facilitó la realización del evento, y muy especialmente del Dr. Francisco Javier Conde, director ejecutivo del Centro de Investigación Aplicada en Derechos Humanos de este organismo, con quien mantuvimos comunicación constante para coordinar los esfuerzos llevados a cabo al interior de la Comisión, y asegurar el éxito del foro. También agradecemos la compañía y presentación de la Dra. Eva Alcántara, aliada incondicional del movimiento intersex en México.

Intersex no es lo mismo que tercer género: una opinión sobre el fallo constitucional en Alemania.

ErsterSenat-2.jpg

Esta semana, la Corte Constitucional de Alemania, en Karlsruhe emitió un fallo a partir de la queja de una persona intersex, quien fue registrada con el marcador “femenino” en su acta de nacimiento. La persona demandaba que se estaban infringiendo sus derechos constitucionales al impedirle la posibilidad de inscribir su género de acuerdo a su voluntad; en este caso, su petición consistía en registrarse como “ínter / diverso”. Tras estudiar el caso, la Corte determinó que, en efecto, la persona demandante tenía derecho a inscribir el género que considerara más adecuado según su identidad sexual.

Inmediatamente, este fallo fue ventilado por los medios como un logro para las personas intersex, especialmente por dos motivos: el primero, que la persona demandante fue diagnosticada de nacimiento con Síndrome de Turner, una variante cromosómica intersex; el segundo, que en el análisis del caso, los jueces de la corte hacen mención a la existencia de las personas intersex en su argumentación para justificar la necesidad de una opción que permita el registro de las personas a las cuales “no se puede asignar claramente un sexo en el registro”. Un ejemplo de esta difusión es la nota publicada por el diario español El País, la cual induce la noción de que este resultado va dirigido especialmente a las personas intersex:

“Ni hombre ni mujer. El tribunal Constitucional alemán ha abierto la vía para registrar a personas con un sexo distinto del de hombre o mujer en una decisión que refleja la creciente visibilidad de la intersexualidad en numerosos países.”

El fallo dictaminó además que el Legislativo alemán (el Bundestag) tiene hasta el 31 de diciembre de 2018 para modificar la ley federal de modo que permita la inclusión de una tercera opción aparte de las tradicionales de “masculino” y “femenino” en los documentos de identidad y actas de nacimiento, que a petición del interesado refleje adecuadamente su género; o, inclusive, plantea la posibilidad de que el Legislativo elimine por completo la obligación de registrar un sexo.

Anteriormente en Alemania, se había creado la opción en 2012 de una casilla la cual no daba lugar a una definición libre del género, sino que se establecía como “indeterminado”, y más que al género, hacía alusión a la construcción social que conlleva el sexo: hombre o mujer. Y como hemos hecho notar con anterioridad, esta construcción ha sido encargada desde fines del siglo XIX a la mirada clínica de la comunidad médica.

Desde este espacio, celebramos este fallo en tanto augura la posibilidad de un paso revolucionario para las personas adultas, intersex y endosex por igual, cuya identidad de género no se ajusta a la normatividad social y desean ver reflejado este aspecto en sus documentos de identidad. Esto coincide con uno de los pilares del movimiento intersex, pero sin agotarlo de ninguna manera: el derecho a la auto-determinación. Sin embargo, advertimos la necesidad de ser cautelosos en la manera de difundirlo, a fin de no causar confusión sobre lo que significa la intersexualidad. Ante todo, cautelosos de no perder de vista que las acciones del movimiento intersex deben enfocarse en la lucha por el derecho a la autonomía, es decir, a que la persona tenga el poder para tomar o participar directamente de las decisiones sobre los procedimientos médicos a los que sea sometida, sin importar su edad. Dicho de otra forma, a ponerle fin a los procedimientos médicamente innecesarios e irreversibles a los que son forzadas las personas intersex desde su infancia más temprana, sin su conocimiento ni consentimiento.

Lo que nos preocupa en este espacio es que, debido a una errónea asociación de conceptos entre lo biológico y las construcciones culturales que vinculan género y sexo, en la creación de una tercera opción se termine creando una categoría específica de sexo para las personas nacidas con variaciones en las características sexuales, lo cual pondría en una situación vulnerable a niños y niñas ante el estigma y la falta de sensibilización de la sociedad ante las personas intersex y sus derechos humanos. Como ha declarado Holly Greenberry para The Voice of London: “No debemos confundir la problemática intersex con la de identidad de género. La problemática intersex es fundamentalmente de derechos humanos”.

Consideramos que, aunque es positivo brindar la posibilidad de un marcador de sexo para asegurar el derecho a la identidad jurídica y el acceso a los derechos constitucionales y servicios públicos tales como los servicios de salud y guardería, puede ser más positivo eliminar la necesidad de especificar dicho marcador como requisito para el acceso a estos beneficios provistos por el Estado. Todavía más, como ocurre en la Ciudad de México, asegurar que el cambio del sexo en el registro sea tan simple como un procedimiento administrativo, sin que esto implique un procedimiento médico de reasignación de sexo, demandas del movimiento intersex recogidas en la Declaración de Malta, de 2013 y, más recientemente, en la de Darlington, de 2017:

Respecto a las clasificaciones de sexo/género, los binarismos de sexo y género son sostenidos por la violencia estructural. Además, los intentos de clasificar a las personas intersexuales como un tercer sexo/género, no respetan nuestra diversidad o derecho a la autodeterminación. Esto puede infligir un gran daño, independientemente de si una persona intersexual se identifica, o no, con la asignación sexual binaria legal al momento de nacer.

Será interesante ver cuál será la respuesta del Legislativo alemán a este dictamen de la Corte. Ciertamente, nuestro deseo es que su instrumentación sea a través de la eliminación de la especificación de un sexo, el cual es y ha sido siempre una construcción cultural. Las variaciones de las características sexuales no pueden ni deben ser pensadas como una especie de “tercer sexo”, menos aún como un “tercer género”.  Pero sí sería importante que ese instrumento de ley permita que los derechos de niños y niñas intersex sean protegidos al garantizar su derecho a la identidad jurídica, y remover esa sensación de urgencia por asignar un sexo a través de procedimientos médicos irreversibles. Esto puede contribuir enormemente a reducir la sensación de desconcierto y angustia de los familiares o tutores legales, y a favorecer un entorno saludable en el que sea verdaderamente el interés superior del menor y no las ansiedades de la sociedad las que dictaminen el curso de su vida.

Tríptico informativo

A fin de marcar la fecha del Día de la Visibilidad Intersex (26 de octubre), Laura (Brújula Intersexual), Mar (Intersex y Andrógino), Carla (Yo Intersexual) y la que coordina este proyecto nos dimos a la tarea de diseñar un folleto informativo que pueda ser distribuido libremente por quien quiera que esté interesado en el tema. Atiende respuestas a preguntas esenciales acerca de qué es la intersexualidad, pero también detalla algunos de los problemas que enfrentan las personas con variaciones en las características sexuales, tanto discriminación como violaciones a sus derechos humanos, a menudo desde su infancia más temprana.

 

¿Qué es la intersexualidad?

 

Pueden descargar el folleto directo desde el sitio de Brújula Intersexual, o en la página de Recursos de este sitio.

La intersexualidad no es un argumento para la identidad de género: una denuncia.

19577325_237942966720978_1540785613454163545_o
Las banderas intersex. Crédito: Inge Toft Thapprakhon (Intersex Danmark)

Hace unos meses publiqué “La bandera de otros, o de cómo hacen falta más voces e historias intersex”, texto en el que hacía mención de ciertos “aliados” que entorpecen y perjudican la lucha del movimiento intersex por reivindicar los derechos de las personas nacidas con variaciones en sus características sexuales (especialmente los de niños, niñas y adolescentes, por mucho el grupo más vulnerable y cuya problemática es la menos entendida). Dichos individuos a menudo usan el aspecto de la diversidad biológica en los marcadores sexuales de las personas intersex solamente para argumentar a favor de cómo el género no está relacionado con un sexo biológico que ni siquiera es unívoco en su definición. Hoy vuelvo a abordar el tema, porque me resulta preocupante el protagonismo creciente de ciertos activistas, defensores de los derechos humanos, médicos y profesionales de la sexología, que se presentan como “expertos” en foros donde se habla de la intersexualidad, pero que no comprenden la temática intersex, y que respaldan su “experiencia” con una trayectoria profesional y académica en torno al tema de la identidad de género. Sigue leyendo “La intersexualidad no es un argumento para la identidad de género: una denuncia.”

Respetar no es igual que consentir.

A Carla.

“Qué cansino es este tema. Que cada uno haga lo que mejor crea para sus hijos. Dejar tema, ya. Respetar”.

Ese fue el comentario de una persona, una madre de una niña con HSC, acerca de un artículo publicado respecto a la proscripción de cirugías en niñas/os intersex en un foro de Facebook. Su comentario se daba en el contexto de un acalorado debate entre algunas madres que formaban parte del grupo y que habían tomado la decisión de someter a sus hijos/as a operaciones médicas para modificar sus genitales, y personas adultas diagnosticadas con HSC al nacer, quirúrgicamente intervenidos y sin intervenir. La percepción de las madres que defendían la decisión que habían tomado era que habían estado en su derecho de optar por las cirugías, y que nadie debía estar inmiscuyéndose ni opinar acerca de su decisión, menos aún juzgarlas, y que las personas adultas con HSC representaban un grupo intolerante.

Aquí hay varios aspectos que quiero desmenuzar, temas que ya he abordado en publicaciones anteriores, pero que esta vez ameritan ser examinadas de forma directa y abierta, porque se dan muchas interpretaciones basadas en conceptos erróneos o con un punto de vista incompleto. Sigue leyendo “Respetar no es igual que consentir.”

El 4º Foro Internacional Intersex

En una nota algo atrasada (he tenido la intención de escribirla desde el mes pasado, pero solo ahora he encontrado el tiempo y las palabras adecuadas para hacerlo), del 20 al 23 de abril se llevó a cabo el 4º Foro Intersex Internacional en la ciudad de Ámsterdam, en los Países Bajos. Se dieron cita aproximadamente 40 activistas de todas partes del mundo, el número más alto hasta el momento en comparación con los tres foros previos.

Tuve la fortuna de acudir a dicho evento gracias al apoyo de los organizadores (Astraea Foundation, ILGA y la NNID, que fungió como anfitrión). La sensación general al inicio era de expectación. Pude apreciar que no solo me encontraba ante personas de diversas partes del mundo, sino que me encontraba ante un gran número de jóvenes, pero también estaba en presencia de algunos de los líderes más destacados del movimiento intersex global. También era de resaltar que el contingente que representábamos a países de América Latina era nutrido, en total éramos seis personas: Mauro Cabral (ARG), Laura Inter (MEX) Anaid IS (COL), Mar IS (MEX), Natasha Jiménez (CRC), y yo.

 

4ºforo

El foro fue un espacio muy valioso para escuchar y aprender de las personas que llevan un largo recorrido tratando de educar e informar a sus sociedades sobre la existencia de intersexualidad y sus características, pero también para enfrentar la cerrazón de los sectores más conservadores que se niegan a admitir que la intersexualidad no es una enfermedad ni una abominación, y que se puede tener una vida plena y satisfactoria a través de un cuerpo intersexuado.

Sin embargo, lo que más aprecié fue la oportunidad de charlar en corto con algunas de esas personas, especialmente con Holly Greenberry, de Intersex UK, de quien aprendí la experiencia viva de cómo un movimiento en pro de los derechos de las personas intersex (que son nada menos que derechos humanos) suele comenzar en una persona y una computadora, nada glamuroso ni sofisticado pero con ideas bien asentadas y objetivos muy claros, y atreviéndose a decir las cosas sin miedo a si sonarán correctas o no; y con Hiker Chiu, de OII-Chinese, cuya paciente visión sobre cómo educar a la sociedad y a las nuevas generaciones de profesionales de la salud, y de establecer un diálogo abierto con la comunidad médica puede resultar fructífero, pese a tratarse de un proceso lento y a veces poco satisfactorio. También me parece digna de destacar la presentación de Mauro, cuyo movimiento Justicia Intersex trabaja en su país para llevar al grado de reconocimiento legal y jurídico los derechos humanos de las personas intersex a pesar del clima político, una característica que define sin duda a muchos países en el mundo pero que condiciona de manera especial los avances de justicia y equidad social en una América Latina azotada por la plaga endémica de la corrupción, el ultraconservadurismo y los regímenes dictatoriales y totalitarios en torno a juntas militares, élites sociales o partidos políticos disfrazados de instituciones democráticas.

Recogiendo las palabras de Laura Inter en el Comunicado de Prensa emitido por el foro: “Damos la bienvenida a la oportunidad de aprender de la comunidad intersex global, hacer que nuestras voces sean escuchadas y desarrollar herramientas para continuar nuestro trabajo para las personas intersex en nuestros países”

A diferencia del emblemático Foro de Malta que precedió a éste, donde la producción y publicación de una declaración que afirmara y llamara al respeto de los derechos humanos de las personas intersex fue su aspecto culminante y definitorio, el Foro de Ámsterdam se destaca por el reconocimiento de la diversidad cultural global, característica innegable que llama a repensar la forma en que cada movimiento debe abordar las demandas por el respeto a los derechos de las personas ínter, reconociendo que hay prioridades y enfoques particulares en cada sociedad, y que existen fortalezas, rasgos y desafíos regionales específicos que deben ser tomados en cuenta antes de asumir una visión puramente occidental en el activismo intersex.

Para leer el Comunicado de Prensa en español: Comunicado de Prensa – Cuarto Foro Intersex Internacional.