La mala intersexual

Yo soy una mala intersexual. Yo no me adapté. Yo no cumplí con sus expectativas de heterosexualidad. Yo no soy la mujer que ellos querían que fuera. Yo vengo ahora a saber. Yo vengo a hablar de lo que no quisieron que hablara. Yo vine a juzgarles por el juicio que hicieron de mi cuerpo y del daño infligido en mi infancia y juventud, a mi relación conmigo misma y mi cuerpo, con mi madre, a la disposición de habitarme en el mundo y relacionarme con otras personas. Yo no vengo a pedir migajas y que se dignen escucharme y consolarme; yo vengo a exigir en nombre mío, a hacerme justicia por la niña que fui, y por la mujer que soy.
Yo vengo a inundar con mis palabras el silencio al que nos forzaron. Y aunque mi voz nunca más volviera a escucharse, mis palabras habrán de seguir haciendo eco en la mente de quienes hoy siguen siendo víctimas de la intolerancia, del miedo y del rechazo a nuestros cuerpos.

Hasta que el día que la intersexualidad deje de existir, no por hado de una pesadilla eugenésica, sino por acto de justicia que nos vea como somos, como humanos, como personas, como nuestros propios hombres, como nuestras propias mujeres, como nada, como lo que sea.

Hasta que la mirada de los demás nos vea. Como tú me miras a mi.

(Dedicado a Sophie, con amor, por Howl)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s